Fuente: ara.cat

Según el estudio Doing business in Spain 2015 realizado por el Banco Mundial, el puerto de Barcelona puede llegar a ser un 44 por ciento más caro que otros de los puertos del estado español. El estudio detallaba que mientras que un contenedor procedente de los Estados Unidos y  con destino Madrid, si llegaba por Barcelona debería costar unos 2139 euros o 2076 euros en caso de exportación, por el mismo contenedor, de llegar a Algeciras debería pagar 2042.

El dato es más preocupante si se tiene en cuenta que la media del coste de importación en los países de la OCDE es de 1040 dólares.

Si se intenta explicar los motivos por los que resulta más caro operar en Barcelona se encuentra el tema del encarecimiento que supone el transporte terrestre.

En el estudio del Banco Mundial apuntaba que el transporte por carretera acababan por encarecer notablemente el coste, especialmente por los peajes y por la ausencia de opciones de transporte alternativas como el tren.

Rivalidad entre los puertos del Mediterráneo

En la actualidad el puerto de Valencia es el principal competidor del puerto de Barcelona. Ambos están situados en el Mediterráneo y mantienen una lucha encarnizada frente Algeciras para ser el segundo puerto oficial de España. Aunque el puerto de Valencia adelanta al de Barcelona en número de contenedores, el volumen total de toneladas movidas sigue siendo favorable al puerto catalana. El puerto de Algeciras a día de hoy es el que mueve un mayor número de contenedores, que se encuentran por encima de los 4.5 millones de contenedores por año.

El puerto de Barcelona además de competir con Valencia, tiene que plantarle cara a los puertos franceses de Narbone y Niza. En donde todavía no parece haber perdido terreno es con China ya que el país asiático es socio comercial de la ciudad condal y lo sigue considerando objetivo estratégico.

Dejar respuesta