Fuente: Getty Images

Tras la ducha de agua fría que supuso el No a la paz en el pasado referéndum del mes de octubre, el Gobierno de Colombia y las FARC firmarán un nuevo acuerdo de paz el próximo jueves 24 de noviembre. El recién elegido Nobel de la Paz y presidente de la nación, Juan Manuel Santos ha confirmado la firma de dicho acuerdo aunque haya lamentado que los sectores más radicales no apoyen este acuerdo.

En un mensaje que Santos ha dirigido a su país, ha recalcado que dedicará todos su esfuerzos en poner paz a un conflicto que dura ya más de cincuenta años y declarado que su principal preocupación es el proceso de paz “y por el riesgo, que crece cada día, de echar atrás lo alcanzado, dada la fragilidad del alto el fuego”.

Una paz no deseada por todos

La firma de este acuerdo no contará con el apoyo del expresidente Álvaro Uribe, alqo que ha pillado por sorpresa a Santos, ya que en el nuevo acuerdo se habían incluido los cambios propuestos por Uribe. Según una columna publicada en The Wall Street Journal  por el propio primer ministro insiste que el nuevo texto recoge las ideas y todos los puntos de vista de los diferentes sectores de la sociedad colombiana.

Santos cerraba la columna asegurando que ““Puedo decir con humildad que este es un mejor acuerdo, que nos unirá mejor en nuestro camino hacia un final de la violencia estable y duradero. La paz en Colombia será más fuerte gracias al trabajo que han hecho todos los colombianos”.

De momento, lo que parece del todo descartado es un nuevo referéndum ya que con una nueva campaña se podría polarizar demasiado el país y lo que se busca desde el gobierno es la unión, no la división.

Dejar respuesta