El hecho de que Internet ha llegado a todo el mundo es innegable y la expansión de dispositivos móviles como los smartphones, las Tablet o cualquier aparato electrónico que cuente con conexión a Internet, ha favorecido que los niños encuentren una forma de entretenimiento única en estos aparatos.

Muchos pasatiempos con los que entretenerse en la red

Aunque muchos temen por la seguridad de los niños al usar Internet, sí que es cierto que puede ser una plataforma muy educativa con la que complementar la educación de los más pequeños mientras se divierten jugando a diversos juegos online, lo que puede mantenerlos ocupados durante horas.

Internet se ha vuelto el aliado para entretener a los niñosLa oferta de la red es variada, comenzando por el clásico juego de “¿Qué es esto?”, uno de los favoritos de los niños en Internet. La silueta de un animal o de un objeto, oculto tras una sombra o a través de unas pocas letras tienen que identificar qué es lo que están viendo en la imagen. Una forma estupenda de mejorar su vocabulario y que empiecen a reconocer formas.

Otro clásico que llega al mundo online es el de vestir muñecas, una opción que nunca había evolucionado tanto como hasta ahora. Lo que antes se hacía con papel ahora se puede hacer en Internet, con miles de combinaciones posibles para una sola muñeca. Solo se necesita un poco de imaginación para crear el conjunto perfecto. ¿Lo mejor? Qué los niños y niñas pueden crear sus propios diseños para ponérselos a la muñeca virtual y ver como luce en una pasarela.

Y para los pequeños amantes del deporte, hay dos tipos de juegos de fútbol: los interactivos y los educativos. Con los primeros, tu pequeño aprenderá a ser un entrenador de fútbol y la importancia de las buenas decisiones. Por otro lado, con los educativos tendrá que jugar partidos mientras intenta resolver algunos problemas de matemáticas o de sintaxis. ¡El mejor profesor para un niño!

Siguiendo con el entretenimiento de toda la vida, nada mejor para potenciar la concentración y percepción de un niño que hacer puzles. En formato físico da mucha pena desmontarlos una vez que están completos. Por ello, gracias a los puzles online se pueden hacer miles de puzles. Y si gustan, siempre se puede imprimir la imagen.

Además de lo tradicional, muchos estudios demuestran que los videojuegos son buenos para los más pequeños, especialmente los clásicos como el comecocos, la serpiente, Space Invaders o el Tetris. Todos estos juegos, al mismo tiempo que los niños se divierten, les ayudan a mejorar su concentración, a potenciar su capacidad de memorización y su percepción sensorial.

Sin duda se trata de una opción más para los padres que, bien canalizada, puede aportar muchos beneficios para los niños.

Dejar respuesta