Los drones son uno de los productos que más fuerte han irrumpido dentro del mercado en los últimos años. De hecho, se han vuelto casi tan necesarios para algunos como los teléfonos móviles.

Algo más que un juguete

Entre otras cosas se debe principalmente a que se pueden conseguir drones baratos en muchas tiendas, ideales para los más pequeños o para aquellos que simplemente quieren un pequeño juguete con el que entretenerse de forma diferente.

Estos pequeños aparatos se han convertido en un pasatiempo ideal para muchos, gracias a que cuentan con cámaras integradas en alta definición con la que pueden realizar muchas fotos desde el aire, pero también porque se puede llegar a lugares inaccesibles para el ser humano, como grietas o pequeños túneles a través de los que se pueden investigar que hay en su interior sin correr riesgos.

Los drones irrumpen en nuestras vidas con fuerza

Claro que su uso también está destinado a otros fines. Algunas empresas están empezando a trabajar en drones capaces de enviar pedidos en muy poco tiempo, pero todavía es algo que está muy lejos de cumplirse aunque ya se haya tenido éxito en las diversas pruebas que se han realizado con los aparatos. Por otro lado, la policía, los bomberos y las diferentes organizaciones de salud están empezando a trabajar en drones que ayuden a superar barreras en su trabajo; para localizar personas, acceder a lugares donde no pueden llegar para comprobar la situación o para poder realizar una atención de primeros auxilios a quien lo necesite cuando sea una emergencia mientras está llegando la ambulancia.

Aunque no todos los drones que hay en el mercado están fabricados para que vuelen. Se han comenzado a fabricar modelos de drones para que vayan sobre el agua, y ya están trabajando en los primeros modelos que puedan sumergirse, pero que mantienen su curiosa capacidad de vuelo si el piloto lo desea. También se han lanzado varios modelos de drones que van por el suelo, como si fueran todoterrenos, estos pueden moverse libremente por el suelo, dar vueltas y hacer algunas piruetas increíbles.

Algunos consideran que los drones han supuesto toda una invasión. En algunos países se están intentando implementar leyes para su uso, con el fin de garantizar la intimidad y la privacidad de los ciudadanos, restringiendo las zonas de vuelo para el aparato o creando zonas exclusivas en las que se puedan utilizar. No obstante, es una tecnología aún reciente, por lo que en muchos territorios no está del todo incorporada y todavía no se han puesto en marcha planes para establecer los límites del uso de este pequeño aparato.