Mientras que muchos se esfuerzan en averiguar cómo entrar en las discotecas más selectas, investigando como entrar en bling bling gratis o en la discoteca de moda de su ciudad, otros han empezado a crear una nueva moda para salir de fiesta por la noche.

¿Desaparecerán los bares de copas y las discotecas?

Son muchos los que se quejan de que las nuevas tendencias de los jóvenes les están afectado negativamente. Y aunque bien se sabe que los menores de 25 años son los que más salen de fiesta, al menos tres de cada cuatro fines de semanas, lo cierto es que los recientes datos no favorecen a los locales especializados en el ocio nocturno.

Cuando surgió por primera vez el botellón, los locales no se preocupaban mucho sobre el descenso de sus clientes jóvenes. Pero, con el paso del tiempo han visto que su clientela es cada vez es menor. El número de locales especializados en el ocio nocturno ha caído en un 5,4% entre 2014 y 2017. Actualmente, hay un total de 17.591 locales en pleno despegue de la economía española.

Sin embargo, estos locales siguen presentando resultados negativos según informan desde la Federación Española de Hostelería. Ahora se ha aplicado una nueva ley por la que los locales de copas podrán declarar por un IVA menor, pero muchos se han negado a aplicar un descenso en sus precios.

Pero los precios altos no son la única causa de que los jóvenes hayan decidido buscar otras vías para divertirse un viernes por la noche, sino que las redes para conocer personas también tienen su cuota.

Uno de los principales culpables parece ser Tinder, una aplicación para el móvil que permite encontrar pareja sin necesidad de ir de discoteca en discoteca para ligar, esta analiza tu perfil y te ofrece un listado de tus parejas compatibles. Una herramienta que ha cambiado por completo las tácticas de ligue que se usaban hace apenas una década, y que está afectado negativamente a las discotecas más jóvenes, pues los chicos en vez de salir de fiesta prefieren encuentros más íntimos y personales en los que poder conocer a una posible pareja.

Aunque la fiesta tal y como la conocemos parece que nunca desaparecerá, las nuevas tecnologías pueden estar teniendo un impacto importante en un sector que hasta no hace mucho reportaba grandes beneficios para sus propietarios.

Dejar respuesta