El sueño de muchos es poder trabajar de lo que les gusta, pero antes de ello hay que formarse para conseguirlo. Y el primer paso es entrar en un programa formativo, como el que se ha llevado a cabo para las instalaciones municipales del Polígono de Landaben en Pamplona.

Ha habido un total de 15 afortunados

15 han sido los alumnos elegidos para formar par del programa formativo de Carpintería y mueble, que ha sido financiado completamente por el municipio y que está desinado a personas del Área de Acción Social y Desarrollo Comunitario.

Edurne Eguino, la concejala delegada, ha sido quien ha dado la bienvenida a los 15 estudiantes en su primer día. Compuesto por estudiantes con una edad media de 28 años, estos estudiantes realizarán una jornada formativa, pero estando contratados durante un año. Así, la formación constará de 4,5 meses mientras que el trabajo será de 7, 5 meses, hasta completar el año de contrato.

Durante el año, los estudiantes estarán bajo la supervisión de dos monitores. En la formación aprenderán a manejar las herramientas y maquinaria correspondiente para realizar susodichos trabajos, además de habilidades de cerrajería, mantenimiento de puertas y ventanas o interpretación de planos, así como la elaboración de presupuestos.

Para que puedan asegurarse que adquieren las competencias profesionales necesarias ligadas a la formación, una vez cumplidos los cuatro meses y medio realizarán prácticas reales en las que tendrán que trabajar en la rehabilitación de viviendas municipales o mantenimiento de oficinas y locales municipales.

Esta no será la única iniciativa que saldrá adelante en Pamplona, puesto que hay muchas propuestas de formación programadas para todo el año y otras tantas para el 2018. En junio comenzarán otros Programas de Formación por parte del Ayuntamiento de Pamplona: tres escuelas taller y tres programas integrados, los cuáles están aún pendientes de resolución por el Gobierno de Navarra.

Dejar respuesta