Fuente: La Vanguardia

Tal y como se venía anunciando desde la semana pasada el Talgo se ha hecho con el contrato de trenes de alta velocidad encargados por Renfe. El encargado de dar la noticia del ganador del concurso promovido por Renfe ha sido el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna.

La empresa se embolsará un total de 1.491 millones de euros, algo que supone un 40 por ciento menos que lo que Renfe presupuestó en principio. En total Talgo hará hasta 30 trenes y se encargará de su mantenimiento durante los próximos cuarenta años. La primera entrega será de 15 trenes por los que Renfe abonará 768 millones de euros. Los otros 15 trenes se construirán en función de las necesidades

El encargo de estos trenes llega después de once años sin compras, algo que desde el propio ministerio de Fomento se ha considerado como el momento en el que España vuelva a ganar el puesto a la cabeza de la alta velocidad en el mundo.

Talgo se ha impuesto a sus contrincantes Alstom, CAF y Siemens en los apartados técnicos y económicos. De este nuevo tren se ha destacado su eficiencia energética y su capacidad, distribuidos en cinco asientos por filas en la clase turista y de cuatro en la primera clase.

La sombra de la duda planea sobre el concurso

El contrato de Renfe, apodado por los fabricantes como el “contrato del siglo” es el mayor de la historia de la compañía podría entrar ahora en una fase de incertidumbre ya que Alstrom, una de las empresas competidoras, ha solicitado una revisión a Renfe, ya que considera la propuesta de Talgo como económicamente inviable.

Cabe destacar que la propuesta ofrecida por Talgo supone un ahorro del cuarenta por ciento en relación al punto de partida propuesto por Renfe.

Dejar respuesta